Corrección de Hipospadias

Hipospadias es una enfermedad del pene en la cual el orificio por donde sale la orina (meato uretral) no se encuentra en la punta del mismo. El tratamiento de hipospadias es mediante cirugía, cuya finalidad es formar un meato uretral nuevo en la posición habitual, es decir a nivel del glande (cabeza del pene).

Con una cirugía exitosa se logra mejorar la funcionalidad y aspecto estético del pene. Existen distintas técnicas quirúrgicas para corrección de hipospadias. La elección de la técnica depende de la preferencia del cirujano, la localización del meato uretral y la presencia o no de alguna otra alteración genital.

Se recomienda acudir con un especialista en este tipo de procedimientos, ya que son cirugías complejas y extremadamente delicadas, con un alto índice de complicaciones en las manos incorrectas.

Solicitar consulta

Déjanos tus datos y pronto nos pondremos en contacto contigo

Su nombre*

Su e-mail*

Teléfono

Preparación para la consulta de tu hij@
  1. Llena el registro para la consulta en el consultorio de tu preferencia.
  2. Nos pondremos en contacto contigo ya sea por vía telefónica o por correo electrónico para agendar la cita.
  3. Ya sea el día previo o el mismo día de la consulta te llamarán del consultorio para confirmar la cita.
  4. No olvides traer todos los estudios, tanto de rayos X como de laboratorio, que le hayas realizado a tu hij@.
  5. Te recomendamos traer una lista con preguntas o dudas que tengas. Tu hij@ también puede traer sus preguntas si ya es mayor.
5 Tips para preparar a tu hij@ para su consulta

Ir al doctor o incluso entrar a un hospital por cualquier motivo, puede causar estrés en niños de cualquier edad. Los siguientes tips te pueden ayudar a preparar a tu hij@ para su consulta, para que de esta manera se sienta más a gusto y con confianza:

  1. Los niñ@s pequeños no entienden bien el concepto del tiempo. Si tu hij@ tiene 5 años o menos, platícale acerca de la consulta que va a tener 1 o 2 días antes de la misma. Niñ@s mayores necesitan más tiempo para mentalizarse. En este caso planea decirle 1 o 2 semanas antes de la consulta.
  2. Al explicarle el motivo para ir a consulta, utiliza palabras simples que tu hij@ pueda entender.
  3. Puedes estar tentad@ a decirle cosas que no son realmente ciertas. Es mejor decirle la verdad si algo le va a molestar o doler. Incluso es recomendable mencionarle que lo van a revisar o explorar. Ser honesto con tu hij@ lo hara confiar más en ti, así como en las personas que conocerá en el consultorio o incluso en el hospital.
  4. Si no conoces la respuesta para lo que tu hij@ te preguntó, es mejor decirle que no la sabes, pero que vas a averiguarla.
  5. Alienta a tu hij@ para que discuta lo que siente y que te haga preguntas. De esta manera puedes tranquilizarlo e incluso descubrir que se está preocupando por algo que ni siquiera va a suceder.